Historias de un futuro presente.

Vino de pronto; nadie se lo esperaba, aunque había señales que lo indicaban. Una nueva era. Las cosas cambiaron radicalmente y para adaptarse no valían las soluciones fáciles. Al señor QPC todo el mundo le tenía por un pesado. Sus ideas sobre organización, procedimientos o agilidad eran una pérdida de tiempo. Malgastar energía en algo…