Negociación win-win

Sus argumentos eran sólidos, por eso se agarraba con firmeza al volante, seguro de sí mismo. Tras un periodo de conocer las posturas habían llegado a esta situación. En frente, sin perder de vista su objetivo se aferraba al cambio de marchas, dispuesto a aceleran, más revoluciones, podía y tal vez debía. Dos coches uno…

El dilema del Joker

Mary se abraza a su hija intentando olvidar a los que quedan atrás entre el terrorífico desconcierto. Mira alrededor, caras de alivio, algunos ojos miran fijos el vacío, otros, inquietos, no se posan. Las cálidas palmadas alentadoras se unen a una fresca brisa de alivio. Mary mira por el ojo de buey, otro ferri en paralelo, otros supervivientes.