EL GUARDAESPALDAS DE IDEAS

Andaba hacia la oficina silbando una alegre canción, el sol brillaba, bueno se escondía en un manto de grises nubes. Saludó a todos al entrar, se sirvió un café y se sentó en su escritorio, nervioso. Hoy era un gran día, Marcos le iba a enseñar el prototipo y el proyecto para desarrollar su idea.…

Una vida tan atareada

“¿Dónde lo he puesto? ¡Ah, aquí estas!”. Miraba los bultos bien ordenados y comprimidos, mientras los apretaba con la mano: “Yo creo que no cabe nada más. Bien ahora debo ir a comprar las cosas que me faltan”. Realizó su ritual antes de salir: calzarse, peinarse, coger las llaves, ajustarse la gorra, deslizar los dedos…

El dilema del Joker

Mary se abraza a su hija intentando olvidar a los que quedan atrás entre el terrorífico desconcierto. Mira alrededor, caras de alivio, algunos ojos miran fijos el vacío, otros, inquietos, no se posan. Las cálidas palmadas alentadoras se unen a una fresca brisa de alivio. Mary mira por el ojo de buey, otro ferri en paralelo, otros supervivientes.