Mis problemas con los relojes

Me despierto miro el reloj, marca las 5:35, no puede ser si hay una luz que parece las doce y media. Miro el otro reloj, marca las 19:43, de nuevo, no puede ser: ¿he dormido más de veinticuatro horas? Sí, amigos, tengo dos relojes en mi mesilla; bueno confieso dos, pero me guardo, por vergüenza,…