Capital intelectual

Juan Ho Sáenz recorría con sus cansados ojos el balance del periodo 2032. Empezó con el activo y le llamó la atención cómo el capital intelectual había pasado de ser un mero asterisco para formar parte de los bienes de las organizaciones. Concretar el valor económico del capital intelectual había sido una dura batalla, pero actualmente era uno de los bienes más preciados por las empresas. Pero nunca se sabe qué deparará el futuro, más cuando la producción cognitiva es la base de las corporaciones.

Del capital humano al capital intelectual.

Uno de los principales valores que tiene una organización son los profesionales que forman parte de ella. Estos reúnen unas habilidades, conocimientos y experiencias que acumulan las personas durante su vida. El capital humano enriquece a las organizaciones gracias a la gestión del conocimiento, el cual consiste en:

  • Creación y captura. Promovidas por el desarrollo personal y profesional del capital humano. Métodos disruptivos fuera del ámbito habitual mejoran e impulsan el talento.
  • Análisis, transmisión y compartición. En donde entran en juego soft skills como el pensamiento crítico o la comunicación efectiva, entre otras.
  • Utilización. Los conocimientos tienen que estar disponibles para todos los miembros de la organización. La base de la innovación es el conjunto de conocimientos que reúne una organización.

Un oscuro ventanal velaba la luz de la tarde que entraba en el diáfano despacho de Juan Ho. Una mesita franqueada por dos butacas vintage estilo nórdico eran los únicos muebles de la sala. Natalia entró decidida. Con un gesto, Juan Ho la invitó a sentarse, y le dio órdenes a su  asistente Doulos: “P26 núcleo del 98c sección 44, capital intelectual”. La habitación se llenó de datos holográficos proyectados por el Doulos. Natalia sabia la que se venía encima, tenía que ser cuidadosa, pero al mismo tiempo directa. Doulos era capaz de arrinconar la más hábil exposición con su selección inteligente de datos holográficos. “Este periodo hemos tenido un descenso del capital intelectual, debido a la baja de talento,” dijo Natalia mientras apartaba con su mano unos números rojos que revoloteaban a su alrededor; “con el objetivo de revertir la situación se ha diseñado el programa de talento”. Juan Ho dio una nueva orden a Doulos “capital intelectual. Programa de talento, análisis RRHHdata-report”.

El talento, base del capital intelectual.

En el ámbito profesional, el talento de cada persona está formado por el conjunto de habilidades que le permiten desarrollar su trabajo. Cuando un empleado lleva a cabo su trabajo utilizando todo su potencial, su talento, percibe su cometido como un valor intrínseco.

Para alcanzarlo, las organizaciones tienen que llevar a cabo una serie de decisiones estratégicas para convertir el talento en uno de sus valores.

Una forma eficaz de detectar, atraer, desarrollar y fidelizar el talento dentro de las empresas es a través de los “seriuos games” guiados por un coach. Los escenarios alejados del ámbito cotidiano permiten que los profesionales actúen utilizando sus habilidades, tanto las manifiestas como las ocultas. Con este método grupal, las personas consiguen una mayor eficacia y calidad en el desempeño de las tareas. Además, facilita la adaptabilidad en un entorno VUCA.

Natalia y Juan Ho se estrecharon la mano e intercambiaron elogios rodeados de una nube de datos holográficos de color verde proyectados por Doulos. Las diversas tareas para aumentar el capital intelectual proyectaban un pronóstico positivo. La inclusión de simuladores para potenciar el talento desde las habilidades de los trabajadores había cambiado el signo de los datos de reporte. Natalia se despidió y, tras cerrar la puerta del despacho, se apoyo en ella y respiró aliviada mientras susurraba “gracias, escenarios virtuales”.

Juan Ho estaba contento y se sentía optimista con el nuevo programa de desarrollo de talento. Pero había algo, un oscuro dato que solo duró unos segundos y desapareció. Lo había dejado pasar para que Natalia no lo viera. Juan Ho ordenó al Dolous que le enseñara el oscuro dato. Doulos lo resumió en una pregunta,  Juan Ho no daba crédito:  “¿Cuándo un programa de talento para las IA?

 

Conoce más sobre el arco de transformación personal de Okapiatools en nuestra web y en las redes.

 

Recomendación del editor:

No te pierdas el webinar impartido por Lucía Márquez de la Plata sobre soft skills. Un taller interactivo, ambientado en en la película El nombre de la Rosa.

¿Cómo?¿No sabes como funciona un escenario virtual enfocado para trabajar habilidades y otros quehaceres de las organizaciones? Pincha, aprende y disfruta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s