El despertar de la consciencia de equipo

Las habilidades de un equipo no son la suma de las habilidades de sus individuos. En el equipo de Miguel todos sabían cuáles eran sus habilidades, pero no tenían claro qué aportaban al equipo. Con feedback e introspección, empezaron a desarrollar su consciencia propia, ahora les faltaba entenderse como conjunto. No se podía decir que las enormes habilidades de escritura que tenía Miguel jugaran a su favor, o entraran en juego, en su trabajo de jefe del departamento de “IT”; esa habilidad la ejercitaba en su casa. Y entonces, ¿qué cualidades tiene su equipo?

Miguel es la parte más cerebral, es la mente del equipo, es el que analiza, marca estrategia y plantea todos los caminos posibles para que, entre todos, decidan hacia dónde deben ir. Una de sus compañeras, Sara, es una máquina con los ordenadores y la programación: manitas, eficiente, con una destreza fuera de lo normal… Sara son las manos y los ojos de este equipo. Helena y Zero, que es como le gusta que le llamen, son las piernas: dos personas activas, listas para vender, dispuestas a llamar a cualquier puerta y a hacer lo necesario para que el equipo siga siempre hacia delante. Por último, Amalia, Justina y Sebas. Lo que les define es la pasión, el amor por lo que hacen, el corazón que ponen en cada mensaje, en cada comunicado, en cada interacción. Todos ellos conforman un único ser, un ente, un equipo, que tiene unas cualidades propias, que no son la suma de las individuales sino las que se generan como “individuo”, como ser con entidad propia. Este equipo es eficiente, está orientado a resultados, es responsable y cumple con los objetivos.

Miguel sabe que necesitan feedback, que necesitan saber también sus puntos débiles de forma que puedan trabajar sobre ellos. Preguntó al resto de la empresa, preguntó a clientes y escuchó y compartió con su equipo los resultados. Les falta cierta capacidad de innovación, arriesgarse más. Lo saben, se lo han dicho y lo han visto. Son un equipo consciente, maduro. Ahora, con la confianza desarrollada, sabiendo verdaderamente sobre qué hay que trabajar y teniendo ganas de mejorar, crecer y avanzar como equipo, solo queda ponerse manos a la obra.

 

Conoce más sobre el arco de transformación personal de Okapiatools en nuestra web y en las redes.

 

Recomendación del editor:

Lee “Más que humano” de Theodore Sturgeon si quieres conocer la verdadera consciencia humana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s