EL GUARDAESPALDAS DE IDEAS

Andaba hacia la oficina silbando una alegre canción, el sol brillaba, bueno se escondía en un manto de grises nubes. Saludó a todos al entrar, se sirvió un café y se sentó en su escritorio, nervioso. Hoy era un gran día, Marcos le iba a enseñar el prototipo y el proyecto para desarrollar su idea. Se frotaba las manos, había sido una larga espera, visualizándola, avistando la llegada de unas sentidas palmadas en la espalda y cómo se convertía en un referente en su campo. Era rompedora, fresca y muy eficiente: “Es que lo tiene todo”, pensó, mientras apartaba con la mano los nervios en forma de taza de café.

Sonó el teléfono, era la llamada esperada. Como una bala apareció en la sala de reuniones. Sus ojos enfocaron a una cajita que estaba junto a Marcos, él la miró sonriente: “ahí está el prototipo de mi idea”. Vio cómo unos documentos se deslizaban por la mesa; eran las especificaciones del proyecto. Según las leía menos entendía. Aquello se encontraba a años luz de su visión. Al mismo tiempo que su gesto se torcía, Marcos cambiaba el tono de su exposición. No sabía qué pensar así que preguntó extrañado: “Parece que no te gusta”. “No, si gustarme… me gusta, pero eso no es como lo había pensado”, respondió con orgullo. Marcos, asombrado, movía los ojos buscando en sí mismo respuestas y alcanzó a decir: “bueno, ya sabes que durante el desarrollo hay que ajustar y surgen ideas que hacen crecer la original”. Cortando su exposición y acelerado le respondió: “Ya, pero esto no era así, este diseño no es el original y esto no lo había pensado. Es nuevo”. “Durante un proceso de desarrollo es normal que…”, él no le dejaba hablar: “y esto, comprendo para qué sirve, pero eso no lo había pensado YO”.  La rotundez de sus últimas palabras paralizó a Marcos, no sabía qué contestar. Finalmente, manifestó su decepción por Marcos: “Incluso habéis retocado el nombre”, y, tras un silencio espeso, se despidió: “Ya te diré algo”.

En su despacho se oía un rechinar de dientes, mascullaba, rumiaba: “Necesito un guardaespaldas de ideas”.

Eso sí que es una gran idea, el inhibidor de ideas: conserve su ego intacto, custodie sus ideas originales, ¡que nadie perturbe sus sueños!

El guardaespaldas de ideas le permite y asegura que su idea original se lleve a cabo tal y como la pensó.

Ideal para personas creativas, reuniones competitivas o para paliar una falta de cooperación en un equipo o entre departamentos. El guardaespaldas de ideas combina la tecnología con la neurociencia: a través de las ondas cerebrales que emite se consigue reorientar a las personas que se desvían hacia las directrices que marca la idea original. El dispositivo cuenta con herramientas para casos extremos, borrando, en los desviados, las nuevas ideas, produciendo respuestas automáticas tipo: “creo que necesito más tiempo” o “creo que me he salido de la idea”, reorientando sus pensamientos para conducirlos por el camino de nuestra visión.

Por que tú lo pensaste y ella es tuya, el guardaespaldas de ideas.

Efectos secundarios:

  • Pérdida de los beneficios que se producen con la cocreación interna que se realiza entre equipos y/o departamentos a la hora de desarrollar un proyecto, y la cocreación externa con los clientes.
  • Hinchazón del ego, provocando altercados entre profesionales.
  • Nula objetividad sobre el proyecto.
  • La falta de crecimiento de la idea durante su desarrollo ocasiona estancamiento.
  • Baja los niveles de innovación en las organizaciones.
  • La excelencia resulta inalcanzable por la falta de mejora aportada por diversas percepciones.
  • Paralización de las soft skills de los empleados; además causa una pérdida de sus conocimientos.
  • En los usuarios suscita una falsa sensación de creer que la idea es única y exclusiva.
  • El nivel de resiliencia se desploma.
  • Crea expectativas ilusorias.

Si NO has notado ningún efecto secundario con el empleo de el guardaespaldas de ideas, contacta con Okapiatools.

 

Conoce más sobre el arco de transformación personal de Okapiatools en nuestras redes y en nuestro blog.

Recomendaciones del editor: Si quieres saber como liderar un proyecto eficazmente sumérgete de las 4 Cs básicas del liderazgo o lee a ritmo de jazz como funciona un equipo de alto rendimiento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s