IDEAS PARA EL SIGLO XXII

 

Cuando le dijeron que no, pensó que ya no había salida. A sus 55 resultaba complicado. Se fue directamente a casa. Se sentó frente al ordenador y rediseñó. ¿El qué? Pues todo: sus planteamientos de futuro, sus perspectivas, su manera de enfrentarse a las novedades y, ante todo, su currículum. Necesitaba algo más visual, más dinámico, le decían. Algo que resultara más del siglo XXII.

¿Y cómo sería el siglo XXII? ¿Qué se estilaría? Pensó en naves espaciales, en Marte, en el parque de atracciones de la luna. Pensó en el anuncio de las lejías, con colores azules eléctricos y blancos. Pero eso era el siglo XXI. ¿Y en el XXII? Igual tendía más a fucsias y rosas, neones que ya no son neones, sino láseres, móviles sin móvil, hologramas, robots; coches que vuelan, comida en cápsulas, realidad virtual al alcance de la mano que se materializa a merced del usuario. Pero ¿todo esto qué tenía que ver con hacer un currículum?

Pizarra2

La clave, pensó, estaba en el diseño, en la disposición, en la forma, en el medio y en el soporte. ¿Qué podía hacer? Sonó compulsivamente su móvil, tenía 10 notificaciones de diferentes apps. ¡Todo el día igual! Soniditos y pitiditos, pero no desinstalaba ninguna. Y ahí surgió la idea. En cuanto lo tuvo, se dedicó a enviar su curri a todas las empresas que se le pasaban por la mente. Había que disparar a todos lados.

Primera llamada, primer trabajo. Uno de los antiguos CEOs de una importante empresa necesita un currículum y quiere que sea como el suyo: una app dinámica, interactiva y con más información que cualquier documento al uso. Bueno, para pasar el rato no estaba mal.

Segunda llamada, y tercera y cuarta y quinta, más ofertas de trabajo. Las empresas se interesaban, algo que hasta ahora no sucedía. En vez de ir a buscar, le venían a contratar. Quisieron comprarle su sistema, le ofrecieron todo lo posible, pero no se decidía.

Cuando entrega el curri terminado al CEO, éste propone montar algo juntos. Está maravillado. Ve que no para de innovar, que tiene muchas ideas y que, de aquí en adelante, pueden crear muchísimas cosas de cara al futuro.

Si la entrada te ha gustado no dudes en suscribirte al blog o visitarnos en las redes sociales, no sin antes pasarte por nuestra anterior publicación: huyendo de sí mismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s