El intríngulis de las historias

¿Puede la identificación con un personaje de ficción modificar conductas? La respuesta es sí. Y no soy yo quien lo dice.

Pero vamos poco a poco. ¿Esto a qué se puede deber?

Todos hemos oído que, cuando somos pequeños, el ser humano aprende a través de la imitación y de la identificación de una conducta en otros. Una vez identificada, si la aceptamos y la admitimos como buena, muchas veces, la implementamos entre nuestras formas de actuar. Y así vamos conformando nuestra propia identidad, a través del aprendizaje vicario.

Cuando nos queremos dar cuenta, hemos llegado a la juventud, ya pasada la adolescencia, y hemos integrado unas conductas, unas herramientas, unas actitudes y unas capacidades que nos ayudan a conformar nuestra vida, a relacionarnos, a destacar en ciertas materias y a desenvolvernos en el trabajo. ¿Y esto quiere decir que, una vez alcanzada esta edad, ya no se crece, no se cambia, no se aprenden nuevas conductas, herramientas, actitudes y capacidades si no es “hincando codos”? ¿Tan pronto llegamos al máximo de nuestras habilidades? Pues no.

Cada día, sin darnos cuenta, hacemos uso de la imitación. Hay quien, sin querer, imita el acento de la persona con la que habla, varía el ritmo a la hora de conversar, reproduce la risa o el tono de voz del de enfrente… hasta ciertos perros actúan como gatos, y viceversa. Esto sucede gracias a las neuronas espejo, que son las responsables de que sucedan cosas como que cuando un bebé llora todos los bebés que le rodean lloren también, o que cuando sales de ver la Traviata vayas por la vida cantando y creyéndote Violetta o Alfredo (qué identificada me veo en esa anécdota).

Esto nos sucede con el cine, el teatro, la lectura, la ópera… con cualquier interacción humana – aunque sea en un mundo de fantasía – donde identifiquemos las conductas del otro y podamos vernos reflejados en sus intereses, inquietudes u objetivos, por ejemplo. Y, volviendo al inicio, no soy yo (únicamente) quien lo dice.

En el artículo Can relationships with fictional characters aid our self-development? (¿Pueden las relaciones con personajes de ficción ayudar a nuestro desarrollo personal?), Robin Abrahams, basándose una investigación de Randi Shedlosky-Shoemaker, publicada bajo el título “Self-Expansion through Fictional Characters”, habla de las relaciones parasociales, de la relación que se establece con los personajes de ficción y cómo nos identificamos con ellos. Y no para aquí, también indaga la posibilidad del cambio a través de las relaciones que nos hacen expandirnos y crecer, lo que ocurre sobre todo en las cercanas, como amigos íntimos o personajes de ficción que nos gustan. Al verte absorto en una ficción, la identificación y el cambio se producen ya que dichos personajes se pueden erigir en modelos de conducta (un ejemplo de esto sería la famosa frase: What would Jesus do?, que no es más que la relación con un personaje al que jamás se ha conocido pero que sirve de modelo de conducta). https://digest.bps.org.uk/2014/08/20/can-relationships-with-fictional-characters-aid-our-self-development/

Según explica Tom Wolfe en su libro El Nuevo Periodismo, “sólo ciertos procedimientos específicos pueden estimular o disparar la memoria de esta forma exquisita, sin embargo; los mismos cuatro procedimientos que ya he mencionado: construcción escena-por- escena, diálogo, punto de vista y relación de la categoría social de la vida. Dos de estos procedimientos, escenas y diálogo, se pueden gobernar mejor en película que en letra impresa. Pero los otros dos, punto de vista y relación de la categoría social de vida, funcionan mucho mejor en letra impresa que en película”.

Metodo TRS

Metodo TRS

Los cuatro procedimientos que menciona Wolfe son básicos porque hacen que nos acerquemos al personaje, que lo veamos como realista y reconocible. Pero no sólo vale con esto. Como bien dice Keith Hillman en el artículo Why do we Identify with Fictional Characters? (¿Por qué nos identificamos con personajes de ficción?) http://www.psychology24.org/why-do-we-identify-with-fictional-characters/, los personajes tienen que tener un motivo que haga que nos preocupemos por ellos y les queramos ayudar. Si esto sucede, estamos hablando de empatía, ese momento en el que sentimos las mismas emociones que el de enfrente. Y, en realidad, para que esto suceda no es necesario que el personaje sea real o antropomorfo; basta con pensar en la primera vez que descubres que Nemo se ha perdido, cuando encarcelan a la mamá de Dumbo o al ver la disposición de R2D2 o de Wall-E para cumplir con su misión.

Así que, en el fondo, lo que necesitamos es vivir una experiencia donde podamos identificarnos, que es la idea del “experiece-taking”, o “toma-de-experiencia”, expuesta en el estudio Changing Beliefs and Behavior Through Experience-Taking
 (“Cambiar creencias y comportamientos a través de la “toma-de-experiencia”) de Geoff F. Kaufman and Lisa K. Libby, de la Universidad de Ohio y publicado en el Journal of Personality and Social Psychology (http://www.tiltfactor.org/wp-content/uploads2/Kaufman_Libby2012_JPSPadvanceonlinepublication.pdf). Aquí se ahonda en la idea de vivir una experiencia (experience-taking), que no es otra cosa que el proceso de asunción de la identidad de un personaje de manera espontánea y la simulación de sus pensamientos, emociones, metas y rasgos como si fueran propios.

Y cuando vivimos como otro, cuando nos identificamos en el otro, cuando vemos otros modelos de conducta, otras formas de resolver conflictos, otras maneras de enfrentarse al mundo distintas a la nuestra, tenemos la posibilidad de cambiar y de crecer.

 

Si la entrada te ha gustado no dudes en suscribirte al blog o visitarnos por las redes sociales, no sin antes pasarte por nuestra anterior publicación: De estreno

Un comentario en “El intríngulis de las historias

  1. Pingback: El dilema del Joker | Okapia Tools Blog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s